El atelier de mujeres. Personajes I. Alice Brisbane y mademoiselle de Villevielle.


Marie Bashkirtseff, "L'atelier des femmes",1881, expuesto en el Salón de París en 1882

    «El Salón de París fue la exposición de arte oficial de la Academia de Bellas Artes de París (Francia), que se celebró a partir de 1725. Entre 1748 y 1890 fue el acontecimiento artístico anual o bienal más importante del mundo.» (Wikipedia)



   Cientos eran los artistas y miles los cuadros que cada año se daban cita en el Palacio de la Industria de París. Ser admitido equivalía ya a una suerte de consagración, sobre todo para quienes transitaban todavía su etapa de formación, como Marie Bashkirtseff y sus camaradas de la Academia Julian.

   Transcurre 1880, Marie Bashkirtseff había trabajado durante el año anterior en un gran retrato de su prima Dina, del que ya hablaremos en otra entrada, y que había sido aceptado en el Salón de este año. Para el de 1881 tiene en vista otro retrato:

«Una encantadora norteamericana va a posar para mí a condición de que le regale la obra. Pero su carita me atrapa y eso será casi un cuadro. Sueño con un trato a largo plazo y la chica es tan gentil que me dijo que posará y se contentará con otro retratito que le haré después.» (Lunes 26 de abril de 1880)

    Al día siguiente comienza a pintarla:

 «...me escurrí, impaciente por tener mi primera sesión con la norteamericana. Se parece a madame Récamier. Le recogí los cabellos al estilo Psiqué y le puse una camisa de mangas cortas y ahuecadas, una cinta rosa alrededor del talle, bajo los senos, y un echarpe en el cual ella envolvió sus brazos. Es de una delgadez exquisita que resulta incluso sorprendente a los dieciocho años, una delgadez de quince años. Un tinte de una frescura radiante y unas manos muy blancas.» (Martes 27 de abril de 1880)

    Luego visitan el Salón donde estaba expuesta su obra del año anterior:

 «Mi norteamericanita, que se llama Alice Brisbane, vino a las diez y nos fuimos juntas. Intentaba ir con la menor compañía hasta saber dónde estaría colocado mi cuadro.» (Viernes 30 de abril de 1880)


    Este retrato habrá de ser conocido como Alice Brisbane en madame Récamier. Años después de la muerte de Marie, su madre lo donará al Estado imperial ruso, junto con un centenar de otros trabajos, pinturas, dibujos y algunas esculturas. Unas décadas más tarde, infortunadamente, casi todos acabarán extraviándose durante la evacuación de las ciudades ucranianas ante el fulminante avance alemán en la Segunda Guerra Mundial. Subsiste, sin embargo, una fotografía de bastante buena calidad aunque en blanco y negro. No conocemos las dimensiones pero un buen parámetro sería el cuadro del año anterior, que medía 1,30 m. de altura por 0,90 de ancho.

Marie Bashkirtseff, "Alice Brisbane en Mme Récamier". Fotografía en blanco y negro.

    Marie admiraba a Juliette Récamier (1777-1849), una dama de espíritu de la sociedad parisina que durante la Francia napoleónica había sabido organizar unas tertulias a las que concurrían las más grandes celebridades del mundo político, literario y artístico. Ya la citaba en las primeras épocas de su Diario:

 «Hay libros encantadores: En «Las mujeres célebres» de Sainte-Beuve hay una mujer cuyo nombre he olvidado… ¿Récamier? Me gustaría peinarme un día como ella y vestirme…, mejor dicho, desvestirme como ella. ¡Qué bella es!» (Domingo 9 de noviembre de 1873)
 
    A lo largo de los años ella misma se habrá de vestir siguiendo el estilo Récamier. Juliette Récamier había sido retratada y esculpida por varios artistas.

Madame Récamier por Jacques Louis David (1800), François Gérard (1805) y Joseph Chinard (1806)


    En cuanto al cuadro Brisbane-Récamier, éste finalmente no habrá de tener destino de Salón porque otra pintura se cruzará en el camino de Marie: el maestro Rodolphe Julian le propondrá encarar la obra que habrá de ser, de allí en más y hasta nuestros días, la imagen icónica de su propio atelier.

 «Luego de haber tenido malos sueños me fui al atelier en donde Julian me hizo el ofrecimiento que sigue: —Prométame que el cuadro será mío y le daré el tema que la hará célebre o al menos notable dos días después de la apertura del Salón—. Naturalmente, se lo prometí. Hizo lo mismo con Amélie y nos hizo escribir y firmar el compromiso con Magnan y Magdeleine como testigos. Un tanto riendo, un tanto serio, nos llevó a su oficina y nos ofreció: a mí, hacer un rincón de nuestro atelier con tres personas en primer plano tamaño natural y otras como complemento y, a Amélie, todo el atelier de la calle Vivienne 53, en escala. Hemos hablado bastante del cuadro. Julian lo desea por varias razones, en principio porque no tiene tiempo para hacerlo él mismo, ¡también para complacerse conmigo! Y, luego, para hacer rabiar a Breslau y darles prueba de mi fortaleza a aquellas que no quieren creer en mí.» (Viernes 24 de diciembre de 1880)

    Amélie es la barcelonesa Amélie Beaury-Saurel, una de las decanas entre las alumnas del atelier, futura esposa del maestro Julian y para sus biógrafos talentosa pintora ella misma por más que Marie, testigo de primera mano, haya de poner bastante en duda tal aserto. Ya tendremos oportunidad de hablar de la infatigablemente enamorada Amélie.

   Y Breslau es la talentosísima Louise Catherine Breslau —admirada, temida y envidiada por Marie Bashkirtseff—, que merecerá por supuesto un capítulo aparte.



    Digamos entre paréntesis que El atelier de mujeres mide 1,85 m. de ancho por 1,45 de alto y es actualmente patrimonio del museo de bellas artes de Dniepropetrovsk, Ucrania. ¿Quiénes son aquellas tres personas de primer plano que escogió Marie para cumplir con las indicaciones de Julian?

 «Mi cuadro, un momento descarriado a causa de una cara que no se arreglaba, retomó su marcha, ahora me siento ligera como una pluma. A la una Villevielle y Brisbane, mis principales modelos, complacientes hasta el infinito, me acompañaron al Círculo de los Mirlitons.» (Domingo 6, lunes 7 de febrero de 1881). 


    De la tercera modelo y camarada, Madeleine Del Sarte, hablaremos en una próxima entrada. Ni Villevielle ni Brisbane trascenderán como artistas, tal como sí lo hicieron Breslau, Beaury-Saurel o Del Sarte, entre otras condiscípulas de Marie. Vale apuntar que en este cuadro ella se pinta a sí misma, de espaldas, en el ángulo inferior derecho.

Marie de Villevieille y Marie Bashkirtseff en el cuadro "El atelier de mujeres"

   Villevielle es la mujer de pie de rostro un tanto oscuro y porte por demás aristocrático. Consideramos que se trata de ella por esto que Marie escribe el sábado 12 de febrero de 1881:

 «Había hecho poner mi cuadro en perspectiva y hete aquí que de esa manera todo cambiaba. Ya no debía ver lo que veía sino que debía imaginarme a seis metros de allí, de manera que si mis ojos divisaban la escalera detrás de la cabeza de mademoiselle de Villevieille, la perspectiva me imponía verla mucho más a la izquierda.» 


    Marie menciona en su Diario a cientos de personajes, la mayoría sólo con el apellido. Para esta larga tarea de traducción nos hemos propuesto el desafío de intentar identificarlos, con la intención de insertar un Glosario al final de cada tomo, y en gran parte lo hemos logrado. Así sucedió con Villevielle, esta condiscípula de Marie en el atelier Julian. Una gran ayuda para este trabajo investigativo ha sido la aparición de una cantidad de sitios colaborativos enfocados a la búsqueda de antepasados y a la confección de genealogías familiares.

    Marie de Pavée de Villevielle (1840-1928) y su madre, Cécile Thérèse Josephine (d'Hennezel) Pavée de Villevielle, marquesa de Villevielle (1809-1891), habían conocido mejores épocas pero ahora estaban arruinadas. En una ocasión, para sorpresa de Marie, la vieja marquesa la había citado para pedirle un préstamo:

 «Recibí esta nota misteriosa de madame de Villevieille. Descendí y subí con ella a un coche de alquiler donde me hizo su confidencia. Es la primera vez que una mujer de edad, respetable, me hace, llorando, un pedido de dinero. ¡Confiarme los pesares de su situación!, a mí, a quien apenas ha visto cinco veces y que conoce a su hija sólo del atelier…» (Domingo 6 de marzo de 1881) 


   Como sea, de aquí en más mademoiselle de Villevielle, que para este entonces tiene cuarenta años largos, se habrá de convertir en una asidua visitante en casa de Marie, casi diríamos una amiga, si no fuese porque Marie descreía de la amistad entre mujeres.

Alice Brisbane y Marie Bashkirtseff en el cuadro "El atelier de mujeres"

    En cuanto a Alice Brisbane —el segundo de los personajes— es la alumna que está sentada más adelante, preparando su paleta de colores. De esta norteamericana que Marie había pintado en pose de madame Recamier sólo sabemos que tenía por ese entonces diecinueve años y que visitará de aquí en más y durante mucho tiempo la casa de Marie, tanto como Villevielle, hasta el momento en que —con esa franqueza norteamericana que asombraba a Marie— comete la torpeza de considerarse su igual y critica alguna actitud de la orgullosa Marie Bashkirtseff:

    «Estuvimos en el Salón en donde me sentí un poco invadida por la cólera… contra Alice, que me dijo que estaba disgustada porque yo le comenté a Emile que habíamos estado ocupándonos de los "excesos" de su hermano. También, es culpa mía, siempre voy demasiado lejos y esta pequeña tonta, esta nulidad, esta desconocida ha podido remarcármelo. Esto me sumergió en tristezas desproporcionadas.» (Viernes 4 de mayo de 1883) 


    Emile es el hermano de Jules Bastien-Lepage, el pintor más admirado por Marie, cuyo «exceso» consistía en tener una amante casada. Ya nos ocuparemos de ellos en otras entradas.

   «Experimento enemistad para con Alice, es una relación empañada para siempre aunque nada haya cambiado en lo exterior…» (Jueves 17 de mayo de 1883) 


   Así, Alice Brisbane, cuyas escaramuzas de amistad chocaron contra la coraza impenetrable de Marie, irá desapareciendo de su vida.

    Buscando ahora identificarla —infructuosamente hasta el momento— he encontrado este cuadro de John Singer-Sargent: Retrato de Alice Brisbane, esposa de Charles Thursby.

Retrato de Alice Brisbane, por John Singer-Sargent (1898)

    Si bien Sargent y Bashkirtseff vivieron en París en la misma época, tal parece que nunca llegaron a encontrarse. Aún así, Marie habrá de mencionar al pintor estadounidense a causa de otro de sus cuadros, el de una mujer al que ella admiraba por su belleza. Ya hablaremos de Sargent y de esta pintura que tan infausta resultó para el pintor y la modelo.

   En cuanto a su cuadro Brisbane-Thursby, pintado en 1898, para algunos es paradigma de un nuevo estilo femenino: la mujer independiente que, sacudiéndose el yugo de los hombres, en aquellas épocas comenzaba a despuntar.



   Para entonces nuestra Alice tendría unos treinta y seis años. ¿Es acaso la Alice Brisbane que Marie pintó en Récamier?

Alice Brisbane por Marie Bashkirtseff (1880 y 1881) y por John Singer-Sargent (1898)
 
    Salvo por el peinado, el largo cuello, las cejas espesas, la boca pequeña, incluso el labio inferior, los ojos claros, la nariz, el mentón... todo parecía semejante y nos animaba a pensar que se trataba de la misma Alice —Marie Bashkirtseff distinguía a pocas personas llamándolas por su nombre de pila— que, dieciocho años más tarde y con algunas pequeñas trazas del paso del tiempo, todavía conservaba esa belleza que tanto había impresionado a nuestra artista.

   Más tarde, buscando información sobre la tercera condiscípula-modelo, Magdeleine DelSarte —que será nuestro próximo capítulo—, encontramos la confirmación en este artículo del diario Comœdia del 26 de marzo de 1926. ⬜



© José H. Mito



Del Índice de personajes citados en el Diario de Marie Bashkirtseff.




Alice Brisbane (arriba) y mademoiselle de Villevieille en el Glosario de la versión en español del auténtico Diario de Marie Bashkirtseff, de próxima aparición, actualmente en etapa de revisión general. La edición constará de dos volúmenes con un total de poco más de mil seiscientas páginas, de las cuales alrededor de cien estarán ocupadas por este índice de los miles de personajes citados —la mayoría mencionados sólo por el apellido— a los cuales en gran medida hemos podido identificar para este trabajo de traducción. La edición integral en francés del Cercle des Amis de Marie Bashkirtseff publicada entre 1995 y 2005 abarca dieciséis tomos. Esta versión en español es una selección de textos escogidos que representan un cuarenta por ciento del total, con una rigurosa continuidad narrativa, en la que se pretende rescatar a la verdadera Marie Bashkirtseff para el público hispanoparlante.



Marie Bashkirtseff Dixit: «Sin duda un éxito vale más que un fracaso pero un fracaso, comparado con nada de nada, ya es algo. Una esta viva al menos.» (Lunes 8 de noviembre de 1875)



Te invito a visitar mi web site en homenaje a Marie Bashkirtseff, donde podrás encontrar una galería bastante completa de sus obras:

Si te suscribes a mi blog (botón arriba), Blogger te avisará cada vez que yo publique un nuevo artículo.

Comentarios, sugerencias y críticas son bienvenidos. Gracias por ayudarnos a mejorar.
También puedes escribirme a: jose.mito@bashkirtseff.com.ar

Comentarios

LOS ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS.

Sophie Schaeppi. La Cenicienta que quemó sus Diarios.

Madeleine Zillhardt: Vivir sin Louise Breslau.

Tras el rastro del barón de Saint-Amand

El legado de Emile Bastien-Lepage

¡Al teatro con Marie!

El atelier de mujeres. Personajes II. Magdeleine DelSarte.

El Atelier... Personajes III. El modelo. (Y una digresión sobre narcisismo y escultura)

Las Mouzay, aquellas damas que la quisieron bien.

A cenar, Tony Robert-Fleury y Rodolphe Julian.