El atelier de mujeres. Personajes II. Magdeleine DelSarte.

Foto de portada del periódico Comœdia del 4 de febrero de 1926 con la imagen del cuadro de Marie Bashkirtseff El atelier de mujeres.

   

    «La mañana del 3 de octubre de 1877, un hombre desnudo posaba frente a las alumnas mujeres del atelier Julian cuando un ingreso sensacional acaparó las miradas e hizo desplomar los lápices. Una joven aparecía, al fondo de la sala, envuelta en un largo abrigo de marta cibelina, un lujo increíble en ese pequeño mundo de artistas donde nadie había sido tocada por la riqueza».

   Así, con la descripción del insólito ingreso de Marie Bashkirtseff en la Academia Julian, comenzaba la extensa nota que publicaba el periódico parisino Comœdia del 4 de febrero de 1926. Se trataba del anticipo de un libro que el escritor Albéric Cahuet estaba a punto de publicar: Moussia o la vida y la muerte de Marie Bashkirtseff. Arriba y en el centro de la página aparecía la imagen del cuadro de Marie, con el epígrafe que traducimos: «El atelier Julian, por Marie Bashkirtseff (Salon de 1881). En el centro, en blanco, mademoiselle Marie Bashkirtseff. En primer plano, sentada, paleta en mano, mademoiselle Louise-Catherine Breslau». 
    Se trataba de las dos artistas que, pasados cuarenta y cinco años, más renombre habían alcanzado. La talentosa Breslau a hombros de una brillante carrera artística, en tanto que Bashkirtseff a través de la publicación de su Diario, best-seller mundial en su momento, a pesar de las censuras y falsedades que sobrellevaba y sobrellevó durante más de cien años.



   Tres semanas después, Comœdia se veía obligada a publicar una vehemente protesta de Magdeleine DelSarte, otra de aquellas camaradas del atelier que había podido desarrollar una destacada trayectoria como pintora y como maestra de pintores. Aquí resaltamos los párrafos que consideramos más importantes para nuestra entrada:

«París, 23 de febrero de 1926
Señor Director:
(...)
   El personaje del centro, en blusa clara, no es Marie Bashkirtseff, soy yo, que he posado para ella. En primer plano, arrodillada y no sentada, paleta en mano, se encuentra una norteamericana, miss Brisbane y no mademoiselle Breslau. Marie Bashkirtseff, de negro, vista de espaldas, ocupa la esquina derecha del cuadro y tengo buenas razones para saberlo porque fui yo quien, a su pedido, la he dibujado. En el fondo se distingue a Marthe Brandès de la Comédie-Française, que entonces estudiaba en la Academia Julian.
   Le confieso, señor, que he leído esto con un cierto sinsabor, yo que tanto la he conocido y que he compartido todas sus jornadas de estudio, sus alegrías y sus tristezas...
(...)
Magdeleine Réal del Sarte»



Marie Bashkirtseff, El atelier de mujeres, 1881



Marthe Brandès

Antes de continuar con Magdeleine digamos que, cuando Marie Bashkirtseff pintó El atelier de mujeres, el personaje del fondo a quien la carta hace referencia, Marthe Brandès (1862-1930), tenía diecinueve años y que, luego de su paso por la Academia Julian, habrá de desplazar el foco de sus intereses hacia la actuación para terminar desarrollando una destacada carrera teatral. Había comenzado en el Théâtre du Vaudeville y luego se asentó en la Comédie-Française de la que, en momentos en que Magdeleine escribe esta carta, era secretaria. También había pasado por el Théâtre de la Renaissance, muy probablemente en tiempos en que era dirigido por la gran Sarah Bernhardt. Sobre la divina Sarah, considerada por muchos como la mejor actriz de todos los tiempos, hablaremos en el capítulo que le dedicaremos al amigo más cercano de Marie Bashkirtseff, Bojidar Karageorgevitch, pintor, escritor, orfebre, que ha estado junto a Marie en su vida y en el momento mismo de su muerte.

Las hermanas Marie y Magdeleine Delsarte 

Magdeleine Delsarte en el centro del cuadro de Marie Bashkirtseff.

 
 

    Magdeleine Delsarte (1853-1927), francesa, nacida Marie Magdeleine Blanche Geneviève, se había convertido en una retratista de talento. Su carta vino a permitir que identifiquemos al tercero de los tres personajes principales del cuadro que en estos momentos nos ocupa. Es ella misma sin lugar a dudas y, dato que desconocíamos, ha sido ella también quien ha dibujado a la propia Marie.
 
    No por nada Magdeleine destaca que ha compartido con Marie Bashkirtseff sus alegrías y sus tristezas. No han sido amigas pero ella y su hermana Marie terminaron siendo unas de las pocas personas a las que Marie tenía en la más alta estima, un bien muy escaso en ella, por cierto.

   Magdeleine tenía cinco años más que Marie que, al principio, sólo la menciona como «la francesa»:  
   «Nos pusimos a examinar y a juzgar nuestro concurso, esperando el verdadero juicio que tendrá lugar el martes y que será efectuado por los señores [Tony] Robert-Fleury, [Jules] Lefebvre y [Gustave] Boulanger. La batalla será entre Breslau, una francesa (cuatro años de atelier, carente del fuego sagrado pero con un dibujo perfecto) y otra más. Amélie, la polaca y la gran Jenny [Zillhardt] tienen pinturas». (sábado 24 de noviembre de 1877)


   Marie, con tan sólo un par de meses en el atelier, no tenía demasiadas expectativas con respecto a su suerte en el concurso.

   Y Magdeleine Delsarte, a quien vemos en la foto junto al maestro Jules Lefebvre, se llevará la medalla en esa ocasión:

   «Martes 27 de noviembre de 1877 – Monsieur Julian subió un poco desconcertado después del dictamen de los señores Fleury, Boulanger y Lefebvre y fue entonces que escuchamos de su parte un discurso más o menos en estos términos:
—Señoras, los señores no han calificado más que seis retratos además de la medalla, que fue obtenida por mademoiselle Delsarte (la francesa), tal como ustedes ya lo saben. Las demás fueron clasificadas sólo para tener lugares en el próximo concurso y las tres últimas echarán a la suerte, para no herir el amor propio de cada una de ellas…
Una voz me susurraba que estaría entre estas últimas y, aunque habría sido absolutamente natural, me sentí contrariada.  Después de ese pequeño discurso, que produjo en todas una considerable impresión, agregó estas palabras:
—No sabría reconocer a quién pertenece cada retrato. Que alguna de las damas quiera nombrarlas a medida que los vaya mostrando… Primera. ¿Quién?
—Mademoiselle Wiik.
—¿Segunda?
—Mademoiselle Bang.
—¿Tercera?
—Mademoiselle Breslau.
—¿Cuarta?
—Mademoiselle Nordlander.
—¿Quinta?
—Mademoiselle Forchhammer.
—¿Sexta?
—…¡Es mademoiselle Marie!—, exclamó la polaca.
—¿Yo, señor?
—Sí, señorita.
—Pero, ¡es ridículo!—. Amélie, Zillhardt, la polaca, están detrás de mí. Soy la última que llegó al atelier, porque sólo estoy aquí desde el 3 de octubre. ¡Diablos!
[De través: Ellas nunca me habían hablado antes.]
Todas vinieron a felicitarme. Mademoiselle Delsarte (Magdeleine, la francesa) vino a decirme cosas amables y su hermana Marie nos declaró las dos heroínas del concurso.
—Lo que usted ha logrado al cabo de tan poco tiempo de trabajo es más que una medalla después de cuatro años de estudios.»

 

Marie Delsarte

   Ésta es la única fotografía de Marie Delsarte que hemos podido encontrar. Marie Anne Élisabeth Delsarte era cinco años mayor que su hermana Magdeleine y diez más que Marie. Pintora y escultora había debutado en el Salón de 1868. Su relación con Marie Bashkirtseff se estrecha cuando ésta desea incursionar en la escultura y pide su ayuda:

   «Hago el retrato de Dina. Berthe me llevó a patinar al club. Todo muy elegante pero no me divertí. Estaba fea. A la tardecita vino Marie Delsarte a hacerme una demostración de escultura. La invitaré cuatro o cinco veces, luego me lanzaré sola.» (Lunes 15 de diciembre de 1879)

   Transcurren los meses y las hermanas Delsarte comienzan a frecuentar la casa de Marie Bashkirtseff:

   «Mademoiselle Marie del Sarte, aquella que me había dado las primeras lecciones de escultura, y su hermana han cenado con nosotras. Aquella vez, cuando le pagué las lecciones le regalé también un pequeño anillo a esta señorita, se lo debía. Ella contaba veinte francos por cuatro lecciones y a mí me daba vergüenza pagar una suma tan mínima. Son dos adorables chicas, creo que se codean con gente bien. Su padre ha sido una celebridad, el profesor de canto Real del Sarte. La mayor tiene treinta años, muy alta, cabellos castaños, con uno ojos admirables y una tez resplandeciente, aunque un aire de modestia y de devoción le quita el brillo que su belleza debería tener. Magdeleine tiene veintisiete años. Cualquiera le daría veintidós. Adorablemente rubia, sus cabellos caen hasta las rodillas. Ojos negros, una frente pura, un tinte delicioso, fresco y suavizado por tonos grises. Una nariz altiva y esos cabellos cenicientos absolutamente notables. Ambas bien educadas, encantadoras, buenas chicas. Pasé una buena velada. ¡Qué maravillosas naturalezas honestas!» (Jueves 1° de julio de 1880)

   Contadas serán las ocasiones en que Marie Bashkirseff escriba un elogio en semejantes términos.

Detalle de una obra de Magdeleine Delsarte y fotografía durante su ejecución.

El apellido Réal del Sarte


   Y aquí, una perlita para los estudiosos de la historia de los Delsarte: 

   Aclaremos previamente que el apellido Delsarte presenta distintas escrituras que han cambiado a lo largo de la vida de Magdeleine. En su certificado de casamiento de 1887 figura Delsarte, pero ella y su familia también utilizaron Del Sarte, del Sarte o DelSarte, al que —al parecer— le anteponían, o no, otro apellido: Réal. Puesto que en ese entonces se utilizaba mucho la tarjeta de presentación, consideramos que Marie copiaba la grafía que empleaban tanto Magdeleine como su hermana Marie.

En el extremo derecho, Magdeleine Delsarte, paleta en mano, profesora en su atelier.


Tres obras de Magdeleine Delsarte.


  Según los biógrafos de Magdeleine —infortunadamente, de la vida y de la obra de su hermana Marie casi nada es lo que ha trascendido—, ella ha firmado cuadros como Magdeleine Réal Del Sarte, pero eso no ha sucedido sino hasta después de 1887, luego de su casamiento con el escultor Desiré Réal, que era un primo en segundo grado (el facsímil del acta de matrimonio aparece en Internet). Lo curioso es que Desiré Réal también comenzará a firmar sus obras como Réal Del Sarte.

   Ahora bien, el miércoles 23 de junio de 1880, contra toda la lógica, Marie asienta en su Diario:

   «Monsieur Camille Lefèvre, un  segundo premio de Roma y con ánimo de concursar por obtener el primero, recomendado a mí por Julian, me dio la primera lección de escultura. Las cuatro lecciones con mademoiselle Réal del Sarte no fueron prácticamente nada, hemos trabajado tal vez tres horas en total.»

   ¿Por qué Marie Bashkirtseff utiliza el apellido Réal del Sarte para referirse a Marie Delsarte, así como lo había hecho párrafos más arriba con su padre, «el profesor de canto Real del Sarte», años antes del casamiento de Magdeleine?



   Hemos sopesado la posiblidad de que existiese algún antepasado portador de tal apellido compuesto y pudimos, de esa manera, elaborar la siguiente genealogía:




   De ella sólo se puede comprobar que una tía abuela de Magdeleine Delsarte era abuela de su esposo, Desiré Real, pero nada permite responder a la incógnita que nos hemos planteado.

Désiré Réal Del Sarte, óleo sobre tela de Magdeleine Réal Del Sarte y medallón con la efigie de Magdeleine por Désiré.



   Magdeleine y Desirée se conocían desde niños, ambos transitaban los treinta y no estaban casados. ¿Habrá aquí, acaso, el trasfondo de una historia de amor que lleva a Magdeleine a renombrarse tal como desearía que así fuese en la realidad y a Marie a pensar que se trata del apellido de la familia?

   Quién sabe. Pareciera que hay aquí algo fuera de lugar. Pero no está en nuestras manos el resolverlo así que dejemos, de esta manera, planteado nuestro enigma para los biógrafos y prosigamos.

  Un año y medio después, Marie Bashkirtseff, vuelve a recurrir a Marie Delsarte, esta vez porque descubre que necesita comprender las leyes de la perspectiva para plantear un cuadro complejo como El atelier de mujeres

   «Marie Delsarte vino a verme. Le había rogado que me diese lecciones de perspectiva. ¡Qué digna e interesante mujer! ¡Adora a su hermana y habla de ella con tanta bondad!, dice que querría que fuese feliz cuando ella misma tiene una naturaleza que tanto necesitaría de algo de bienestar. En lugar de ello, trabajan para vivir y para mantener a su madre. ¡Y es terrible porque, en su situación, no se atreven a salir a pedir trabajo, cosa que tan necesario es a veces! ¡Jamás encontré dos chicas tan interesantes, modestas, distinguidas y gentiles! Es a Magdeleine Delsarte a quien yo desearía como mujer de Julian, y él también lo querría, pero allí está esa Amélie, con sus cabellos teñidos cayendo en desorden, despeinados, sucios; la de los ojos enrojecidos y las gruesas muñecas, la de las manos huesudas y la del amor implacable.» (Sábado 22 de enero de 1881)

 

Georges Bizet (1838-1875). No identificamos hasta el momento al autor de esta pintura.
   Primas hermanas del prematuramente desaparecido compositor Georges Bizet, las hermanas Delsarte provenían de una familia de profundas raigambres musicales, tal como hemos podido apreciar en el árbol genealógico que insertamos en esta entrada. En tiempos de la Academia Julian ambas se ganaban la vida dictando clases de piano, Magdeleine se daba además a la pintura de abanicos, un objeto bastante preciado en aquellas épocas.
 
    Rosine Andrien (1817-1891), la madre, había sido profesora de música del Conservatorio de París. Digamos aquí que su hermana, Atala Thérèse Andrien (1814-1865), compositora y profesora de música por ese entonces ya fallecida, había sido la esposa de Pierre François Wartel (1806-1882) (foto), uno de los mejores profesores de canto de París, ante quien Marie, de incógnito, había audicionado en 1876). Pero fue el padre, François Delsarte, quien más descolló. Destacado tenor en sus primeras épocas, luego fue compositor y pedagogo. Desarrolló un método actoral que fue un gran éxito en todo el mundo.


François Delsarte

François Delsarte y medallón con su efigie, obra de su hija, Marie Delsarte. Destacamos que es la única obra que hemos podido encontrar de Marie Delsarte.

   Citamos a Wikipedia sobre François Delsarte: «François Alexandre Nicolas Chéri Delsarte (11 de noviembre de 1811 – 20 de julio de 1871) fue un músico y profesor francés. Aunque tuvo cierto éxito como compositor, es principalmente reconocido como profesor de canto y declamación. Desarrolló un estilo interpretativo basado en conectar la experiencia emocional del actor con una serie de gestos que observó en las relaciones humanas. Este "método Delsarte" fue divulgado por todo el mundo, especialmente en los Estados Unidos, y terminó siendo enseñado habitualmente por profesores que no entendían plenamente el trabajo de Delsarte. En consecuencia, se tendía a olvidar las asociaciones emocionales y el método degeneró en una serie de poses melodramáticas a las que Constantin Stanislavski se opondría al desarrollar su sistema Stanislavski.»




   Thérèse Géraldy

   En 1881, unos meses después de aquella visita a Marie Bashkirtseff, Marie Delsarte se habrá de casar con el pintor Louis Paul Géraldy. Un mes y medio antes de morir, Marie menciona a un perspectivador Géraldy que, imaginamos, podría ser el esposo de Marie Delsarte. Ésta, en 1892 recorrerá los Estados Unidos de Norteamérica enseñando el método de actuación creado por su padre. Tendrá cuatro hijos, entre quienes se destacará la pintora Thérèse Marie Rosine Géraldy (1884-1965), alumna de su tía, Magdeleine Delsarte en la Academia Julian. En 1939 será condecorada con la Legión de Honor. 

A la izquierda, Thérèse Ghéraldy por su tía, Magdeleine Delsarte. Y cuatro obras de Thérèse.

Maxime Réal del Sarte

   Magdeleine Delsarte habrá de desarrollar su carrera de pintora y será también profesora en la Academia Julian donde tendrá bajo su tutela a su sobrina Thérèse Géraldy. De su matrimonio con Désiré Réal verán la luz cuatro hijos que llevarán el apellido compuesto Réal del Sarte. Máxime, el primogénito, escultor formado en la Academia Julian y en la escuela de Bellas Artes de París, será quien más se destacará. Perdido su brazo izquierdo en la Primera Guerra Mundial, continuó aún así esculpiendo durante varias décadas. Fue condecorado con la Legión de Honor.

Arriba a la izquierda, Maxime Real niño, pintado por su madre, Magdeleine Delsarte. Abajo a la izquierda, Maxime durante la Primera Guerra Mundial. A la derecha, algunas obras de Maxime Réal del Sarte.

Información detallada sobre la familia Réal del Sarte:


Las chicas del concurso

   No queremos terminar sin dedicarles unos párrafos a las camaradas de Marie y de las hermanas Delsarte que hemos mencionado en esta entrada. ¿Qué habrá sido de aquellas muchachas que participaban con Marie Bashkirtseff aquel 27 de noviembre de 1877 del concurso en el atelier Julian?:
«...Primera. ¿Quién? —Mademoiselle Wiik. —¿Segunda? —Mademoiselle Bang. —¿Tercera? —Mademoiselle Breslau. —¿Cuarta? —Mademoiselle Nordlander. —¿Quinta? —Mademoiselle Forchhammer. —¿Sexta? ... —…¡Es mademoiselle Marie!—, exclamó la polaca. —¿Yo, señor? —Sí, señorita. —Pero, ¡es ridículo!— Amélie, Zillhardt, la polaca, están detrás de mí.»


   Maria Catharina Wiik (1853-1928) será una de las pintoras finlandesas más notables del Siglo XIX.
Maria Catharina Wiik y algunas de sus obras.




   Vilhelmine-Marie Bang (1848-1932), condiscípula de Marie en la academia Julian y también alumna de Gauguin, habrá de ser una destacada pintora dinamarquesa. En 1888 participó de un movimiento para abrir a las mujeres la academia de Bellas Artes dinamarquesa y formó parte de la primera promoción.

Vilhelmine-Marie Bang y sus obras.


    De la talentosa Louise Catherine Breslau, la única rival de Marie Bashkirtseff en la Academia Julian, aquella que pudo desarrollar una brillante carrera como pintora y que tuvo la suerte de ser amada hasta más allá de la muerte, nos ocuparemos en un capítulo aparte.



   Anna Catharina Nordlander, nacida en 1843, fue una de las primeras artistas mujeres en ser admitida en la Real Academia Sueca. Luego estudiará en la Academia Julian. Se convertirá en una retratista y paisajista, reconocida en su país como pionera en plasmar la vida en el bosque de Sami. Morirá en 1879, dos años después de los hechos que Marie estaba narrando.
Anna Catharina Northlander y sus obras.


   Emilie Forchhammer, (1850-1912) suiza, será una notable retratista, según se puede apreciar en estas imágenes. Estudió en la Academia Julián en 1877 y luego en 1891 y 1892. No hemos podido obtener su fotografía. No sabemos si la joven de la izquierda es un autorretrato.
Obras de Emilie Forchhammer.


   Amélie Beaury-Saurel (1949-1924), española de Barcelona, una de las alumnas más antiguas, implacablemente enamorada del maestro Julian, dieciocho años más tarde logrará llevarlo al altar. Dirigirá el atelier de mujeres. Marie Bashkirtseff descreía del talento de "la española", aunque ésta dejó algunas obras que parecen contradecir tal apreciación.
Amélie Beaury-Saurel y sus obras.


   Jenny Zillhardt (1857-1939), francesa, en 1878 habrá de exponer por primera en el Salón. En 1905 su cuadro Regardez-vous, mesdames (Fíjense, señoras), del que sólo hemos encontrado una fotografía en blanco y negro, aparecía en una antología de las más importantes pintoras del mundo. Fue galardonada con la Legión de Honor en 1930. Es la hermana mayor de Magdeleine Zillhardt, musa y compañera de Louise Breslau. ⬜

Jenny Zillhardt y sus obras. .


© José H. Mito


Del Índice de personajes citados en el Diario de Marie Bashkirtseff.


Magdeleine, Marie y François Delsarte en el Glosario de la versión en español del Diario de Marie Bashkirtseff, de próxima aparición, actualmente en etapa de revisión general. La edición constará de dos volúmenes con un total de poco más de mil seiscientas páginas, de las cuales alrededor de cien estarán ocupadas por este índice de los miles de personajes citados —la mayoría mencionados sólo por el apellido— a los cuales en gran medida hemos podido identificar para este trabajo de traducción. La edición integral en francés del Cercle des Amis de Marie Bashkirtseff publicada entre 1995 y 2005 abarca dieciséis tomos. Esta versión en español es una selección de textos escogidos que representan un cuarenta por ciento del total, con una rigurosa continuidad narrativa, en la que se pretende rescatar a la verdadera Marie Bashkirtseff para el público hispanoparlante.




Marie Bashkirtseff Dixit: «¿Vivimos por el futuro? ¿Qué se gana con forjarse un presente triste a cambio de felicidades en estado de esperanzas?…» (Lunes 7 de mayo de 1877)



Te invito a visitar mi web site en homenaje a Marie Bashkirtseff, donde podrás encontrar una galería bastante completa de sus obras:
www.bashkirtseff.com.ar

Si te suscribes a mi blog (botón arriba), Blogger te avisará cada vez que yo publique un nuevo artículo.

Comentarios, sugerencias y críticas son bienvenidos. Gracias por ayudarnos a mejorar.
También puedes escribirme a: jose.mito@bashkirtseff.com.ar.

Comentarios

LOS ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS.

Sophie Schaeppi. La Cenicienta que quemó sus Diarios.

El atelier de mujeres. Personajes I. Alice Brisbane y mademoiselle de Villevielle.

Madeleine Zillhardt: Vivir sin Louise Breslau.

Tras el rastro del barón de Saint-Amand

El legado de Emile Bastien-Lepage

¡Al teatro con Marie!

El Atelier... Personajes III. El modelo. (Y una digresión sobre narcisismo y escultura)

Las Mouzay, aquellas damas que la quisieron bien.

A cenar, Tony Robert-Fleury y Rodolphe Julian.