Irma, la favorita.


Une parisienne (Una parisina, 1882), pastel, 46 x 55,3 cm. Museo del Petit Palais, París.
Mención honorable en el Salón de París de 1883.
Retrato de Irma, la modelo preferida de Marie Bashkirtseff.

 

«Bojidar se birló el famoso letrero y me lo trajo. Ese pedazo de cartón con las palabras: Mención honorable. Inmediatamente se lo até a la cola de Coco que, del susto, no se atrevía a moverse. En síntesis, me siento desconsolada, ofendida, desgraciada.» (Jueves 24 de mayo de 1883)


    El jurado del Salón de París de 1883 había distinguido a Marie con una mención honorable entre miles de otros artistas expositores, apenas un escalón abajo de la anhelada medalla, pero ella no estaba satisfecha. Era por el óleo Jean et Jacques y no por el pastel Une parisienne, con el retrato de Irma que ella deseaba ser premiada. 

Marie Bashkirtseff, Jean et Jacques (1882) (detalle), óleo sobre tela, 115 x 155 cm., Biblioteca Newberry, Chicago, EEUU.

    Al año siguiente, el último en su breve existencia, tal vez ese desplante le pasará factura: el jurado no olvidará a su perro Coco cuando llegue el momento de juzgar su obra más conocida: Un meeting.

 Marie Bashkirtseff, Un meeting (1883) (detalle), óleo sobre tela, 177 x 193 cm. Museo d'Orsay, París.


    Dos Irmas hubo que haya conocido Marie y acaso por ese apelativo peninsular tan peculiar en Francia se las ha podido confundir. La una es la hermana de Amélie Beaury-Saurel, la implacablemente enamorada del maestro Rodolphe Julian.
    Irma (o Yrmette) Beaury-Saurel (1846-1833) tenía treinta y cinco años en la época de Nausicaa mientras que la modelo, veintitrés, tal como veremos un poco más abajo, por lo que podemos afirmar que no es quien posó para Marie. Irma Beaury-Saurel se casará en 1880 con Jean Husson. 

    «Fuimos a la boda de Amélie, es decir al casamiento de la hermana de Amélie. Léon Say padrino de la novia.» (Sábado 18 de diciembre de 1880)

    En 1924, a la muerte de Amélie (ya viuda de Rodolphe Julian) Irma Beaury-Saurel dirigirá la Academia Julian junto con su sobrino Gilbert Dupuis. Irma era la madre de la escritora André Corthis (Andrée Husson) quien, finalizada la II Guerra Mundial deberá desprenderse de la Academia. 
    Digamos de paso que otra de las hermanas de Amélie, Dolores (1858-1944), se casará en 1884 con Louis Fernand Dupuis. Sus hijos Jacques y Gilbert Dupuis dirigirán algunas de las sucursales de la Academia Julian también luego de la muerte de su tía Amélie.  

    Se suele pensar que es a Irma Beaury-Saurel a quien se refiere Marie cuando habla de la modelo Irma pero consideramos que con lo aquí expuesto ha quedado aclarado el asunto.

 


    De la otra Irma, la preferida entre las modelos de Marie, desconocemos hasta el momento su apellido aunque viene al caso hacerle este pequeño apartado puesto que ella será una de los escasos personajes con los que Marie Bashkirtseff se sentía a gusto.

    Un par de años menor que Marie, ésta la menciona por primera vez en 1880 y lo seguirá haciendo a lo largo de los siguientes años como modelo dilecta y como uno de sus allegados a su casa-atelier.

    «Fíjense, he alquilado un jardín en Passy, calle de Ranelagh N° 65, para hacer estudios al aire libre. Comencé por Irma, desnuda, bajo un árbol, medio cuerpo, tamaño natural.» (Jueves 2 de setiembre de 1880)

    «Estoy haciendo a esta granuja de Irma, con un cigarrillo y riendo. Sí que es divertida.» (Sábado 27 de agosto de 1881)

    «Irma no es un modelo ordinario, tiene el tipo ya desaparecido, dicen, de la obrera coqueta, es cómica y sentimental con vicios de ingenuidad.» (Jueves 29 de diciembre de 1881)


    Y cuando imaginó que podría ser su Nausicaa:

    «No la veía desnuda desde hacía mucho tiempo y la había olvidado. Ahora la encuentro admirablemente bella… salvo el pecho, pero en esa pose… Estoy encantada. Ayer pensé en ella y Rosalie fue a buscármela esta tarde. Caderas armoniosas, piernas divinas… Está en el teatro de Batignolles. Estoy tan contenta que tengo miedo de que se me escape. Todas las modelos que vi hasta ahora son rocines a su lado. ¡Y pensar que nunca hice más que su retrato! Pero suficiente, esto no es interesante y si me escuchase escribiría una página entera sobre mi Nausicaa de Montmartre. Su rostro es el de una pícara pero en esa pose no se la ve. Un cuello admirable, una espalda de diosa. Ahora hay que trabajar.» (Sábado 24 de noviembre de 1883)

    Da la impresión, por lo que acabamos de leer, de que nuestra Irma-modelo era tal vez también actriz. El teatro de Batignolles del barrio de Montmartre, que funcionó con ese nombre entre 1838 y 1907 hoy día se llama Teatro Hébertot. Habría que hojear con tiempo diarios y revistas de la época y tal vez entonces encontremos allí a nuestra Irma, actriz y modelo famosa de Marie Bashkirtseff.

Fachada del teatro de Batignoles, París. Crédito: Wikimedia Commons.

    

Pero Irma estaba presente junto a Marie no sólo cuando trabajaba modelando:

    «¡Esta chiquilla es insoportable! Rosalie e Irma se cansaron contándole historias» (Sábado 15 de diciembre de 1883)

    «Fui a buscar luchadores a la feria y en los bulevares exteriores. En compañía de Rosalie y de Irma. Nada, todavía. » (Jueves 3 de julio de 1884)

   

    Compartirá sus chismes con Marie acerca, por ejemplo, del maestro Tony Robert-Fleury (foto):

    «Ese viejo bromista viene de pasar tres días en Fontainebleau con Reine, lo sé por Irma. Parece que se apega a sus pequeñas descocadas tal como un viejo.» (Martes 18 de julio de 1882) 
«Irma es quien me pone al tanto de esas lindas cosas. En fin, de Irma se lo puede esperar, ella es divertida, indecente, viciosa, alegre…» (Viernes 6 de octubre de 1882)
  
   

    O del más próximo de los amigos de Marie Bashkirtseff, Bojidar Karageorgevitch (foto).

    «Por lo demás con Irma el asunto no llegó lejos porque, según dijo ella, Bojidar le confesó que no tenía un centavo.» (Domingo 7 de octubre de 1883)

 


   También será su cómplice cuando Marie invente unos cuplés satíricos acerca de Jules Bastien-Lepage (foto) e Irma se los atribuya a otro pintor:

    «Bojidar y yo estuvimos indignados por los horribles y desabridos cuplés sobre Bastien. Fue Irma quien me los enseñó, atribuyéndoselos a Gervex pero yo dije que Gervex tiene demasiado talento como para cometer semejantes versos… » (Domingo 13 de enero de 1884)

 


    Bueno, les diré que todo esto de Irma vino a colación porque durante estos últimos días, intercambiando algunas ideas con mi amigo, el señor Jean-Paul Mesnage —presidente del Cercle des Amis (Círculo de Amigos) de Marie Bashkirtseff, del que ostento el privilegio de una membresía—, acerca de si Marie se había o no representado a sí misma en la estatua Femme appuyée —tal como yo conjeturaba en el post Personajes III, El modelo—, aquél me envió la imagen de un boceto previo de otra escultura, Dolor de Nausicaa. En ese dibujo se pueden apreciar las mismas generosas formas de la Femme appuyée. Convinimos en principio en que, vista la cantidad de descripciones que de su propio cuerpo nos dejase la autora en su Diario, ese desnudo a la carbonilla bien podría tratarse de un autorretrato.

Boceto previo, a la carbonilla, y escultura Dolor de Nausicaa, obras de Marie Bashkirtseff.
A este bronce se lo exhibe en forma permanente en el museo d'Orsay, París.



    Sin embargo, recalando en los párrafos del Diario de Marie Bashkirtseff en los cuales hace mención al tema, leemos:

    «Y además, ¡encontré a mi Nausicaa! Ninguna era ella, de todas las modelos que se presentaban. Era preciso una nobleza, una gracia… En fin, la encontré. ¿Y quién? ¡IRMA!...» (Sábado 24 de noviembre de 1883)

    Aunque, dos días más tarde, el lunes 26, ya no está tan segura: 

    «Irma posa y ya estoy menos contenta. Es demasiado mujer. Lo ideal serían quince años y ella tiene veintitrés».

    Un mes después aún continúa con Irma:

    «Escultura. Quedé muy extenuada después de haber agotado mi elocuencia mientras trabajaba y oficiaba de oradora ante Claire e Irma. Porque es esta última la que posa. No encontré nada mejor.» (Miércoles 26 de diciembre de 1883)

    Pero al cabo de otro mes, el lunes 28 de enero de 1884 ya estaba en una nueva búsqueda: 

    «A las cinco intento un nuevo modelo para Nausicaa. Irma tiene veintitrés años y, aunque bella, veintitrés años no son quince. Serían mejor formas más… simples, pero sobre todo juventud e ingenuidad. La pequeña tiene dieciséis aunque… en fin, veremos». 

    Hasta que, al final, dio con la definitiva aunque, probablemente, nunca habremos de conocer su nombre.

    «Encontré una Nausicaa. Un poco delgaducha pero encantadora, dieciséis años, formas puras. Estoy encantada pero ¿tendré tiempo? Menos de dos meses…» (Domingo 17 de febrero de 1884)

Marie Bashkirtseff, Dolor de Nausicaa, 1884, bronce, altura 83 cm. Museo d'Orsay, París.

    «Esta estatua de Nausicaa será mi encarnación, allí pondré todas mis pequeñas miserias.» (Martes 6 de noviembre de 1883)


    Ahora bien, en el supuesto de que la Nausicaa de opulentas formas de aquel boceto previo, a la carbonilla, sea efectivamente la modelo Irma y no un autorretrato, ¿acaso también habrá sido Irma la modelo de la Femme appuyée?

 Marie Bashkirtseff, boceto a la carbonilla para la escultura Dolor de Nausicaa.
 Y Femme appuyée, grabado representando la estatua, extraído del catálogo de su exposición póstuma
(localización desconocida).

    Quién sabe. Comparándolas pueden apreciarse sus diferencias, teniendo en cuenta que fueron hechas en la misma época, puesto que nuestra artista ha tenido muy poco tiempo para consagrarse a la escultura. Acaso sea un misterio que nunca se develará. 

    Nausicaa había surgido de un proyecto inicial para una Ariadna.  ¿Será acaso Ariadna la Femme appuyée?

    «...en escultura, Ariadna,  mi más grande preocupación. (...) Al utilizar a una chica como modelo termino plasmando a una adorable Nausicaa.» (Jueves 22 de marzo de 1883)

    ¿Habrá querido Marie Bashkirtseff significarnos algo en estas siguientes líneas?:

    «Nausicaa o Ariadna. Hace tiempo que no toco los bosquejos… Se reirán de Ariadna, dirán que soy yo, abandonada, ¿por quién?» (Martes 17 de julio de 1883) ⬜


© José H. Mito



Del Índice de personajes citados en el Diario de Marie Bashkirtseff.


Irma, la modelo preferida de Marie Bashkirtseff, en el Glosario de la versión en español del Diario de Marie Bashkirtseff, de próxima aparición, actualmente en etapa de revisión general. La edición constará de dos volúmenes con un total de poco más de mil seiscientas páginas, de las cuales alrededor de cien estarán ocupadas por este índice de los miles de personajes citados —la mayoría mencionados sólo por el apellido— a los cuales en gran medida hemos podido identificar para este trabajo de traducción. La edición integral en francés del Cercle des Amis de Marie Bashkirtseff publicada entre 1995 y 2005 abarca dieciséis tomos. Esta versión en español es una selección de textos escogidos que representan un cuarenta por ciento del total, con una rigurosa continuidad narrativa, en la que se pretende rescatar a la verdadera Marie Bashkirtseff para el público hispanoparlante.



Marie Bashkirtseff Dixit:
«No hay que amargarse por los disgustos, ¡la vida es tan corta!
Hay que reír tanto como se pueda, las lágrimas vienen por sí solas. »
(Viernes 19 de setiembre de 1873)



Te invito a visitar mi web site en homenaje a Marie Bashkirtseff, donde podrás encontrar una galería bastante completa de sus obras:

Si te suscribes a mi blog (botón arriba), Blogger te avisará cada vez que publiquemos un nuevo artículo.

Comentarios, sugerencias y críticas son bienvenidos. Gracias por ayudarnos a mejorar.
También puedes escribirme a: jose.mito@bashkirtseff.com.ar

Comentarios

LOS ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS.

Sophie Schaeppi. La Cenicienta que quemó sus Diarios.

El atelier de mujeres. Personajes I. Alice Brisbane y mademoiselle de Villevielle.

El Atelier... Personajes III. El modelo. (Y una digresión sobre narcisismo y escultura)

El legado de Emile Bastien-Lepage

El atelier de mujeres. Personajes II. Magdeleine DelSarte.

¡Al teatro con Marie!

Las Mouzay, aquellas damas que la quisieron bien.